¿Qué haces, nube?

Por Olga Rodríguez Hendley

Las nubes desfilan por encima de nosotros sin apenas darnos cuenta de sus intenciones
A veces nos preguntamos a dónde se dirigen, si están de visita o si vienen a quedarse unos días, qué nos traen, si lluvia ó viento...
Algunas son majestuosas y hay que hacerles una reverencia, otras son tan terroríficas que nos hacen dar un paso atrás, pero otras, simplemente, nos hacen soñar e imaginar con sus formas y preguntarnos, ¿qué haces, nube?

Foto 1, 2 y 3- Lenticulares

El 28 de enero fue un día perfecto de viento y lenticulares, un día para tener la mirada arriba. Al Oeste tenemos una lenticular que parece un ovni que viene de visita y al Este tenemos otra con forma de gallo con su cresta
Pero parece ser que estas dos hermosas nubes se están enfrentando cara a cara, luchan por seguir su camino. Lo que no saben es que su camino dependerá del viento y no de ellas...







Foto 4, 5 y 6- Mammas

Esta nube anunciaba un pequeño chaparrón para la tarde, el 5 de marzo. Me encantó la forma que tenía con esas bolitas que colgaban del manto blanco que empezaba a cubrir el cielo azul.



La siguiente foto la tomé en la muy colorida tarde del último día del mes de mayo. En dirección poniente estaba despejado por lo que los últimos rayos de sol iluminaban las nubes con un precioso marrón anaranjado.
A pesar de su aspecto no llovió mucho.



El 23 de septiembre Alicante amanecía con estos impresionantes mammatus. Parecía que el mar y el cielo se hubieran invertido, las nubes se habían convertido en un mar revuelto con olas chocando contra las rocas.



Fotos 7, 8, 9 y 10- Cumulonimbos

Estos impresionantes cumulonimbos se pasearon silenciosamente por Alicante el 23 de Septiembre, cruzando el cielo de Este a Oeste, sin apenas tapar el sol, su majestuosidad y virulenta forma hacían presagiar otro día mas de lluvia y tormenta como tantos otros que hubo en el mes de septiembre... parecía un batallón desfilando hacia una guerra.
Pero curiosamente ese día no llovió, como si las nubes solo hubiesen querido mostrarse invencibles y hacernos saber que ellas son las que mandan y que no podemos detenerlas.