Fascinación por las tormentas

Por Antonio Ontangas Jarque

En los seis años que llevo fotografiando fenómenos meteorológicos, nada me ha parecido más fascinante que contemplar y fotografiar las tormentas. Desde el momento en que se empiezan a gestar, pasando por su majestuoso apogeo, hasta que llega el momento de su declive y desaparición.
Siempre me ha parecido impresionante que a partir de un corriente ascendente de aire caliente, con unas condiciones favorables, pueda llegar a formarse una nube tan colosal como lo es el Cumulonimbus. Una nube que muchas veces viene acompañada, además, de otros fenómenos espectaculares, como son las cortinas de precipitación, los mammatus, los rayos, etc. y a veces adornados con efectos ópticos como los siempre llamativos arco iris.
Estas imágenes que he podido captar durante el 2009, representan una parte de los fenómenos y meteoros que nos pueden ofrecer las siempre singulares y fascinantes tormentas.

Foto 1.- Cúmulo congestus, posible candidato. Imagen tomada en Villarroya de la Sierra (Zaragoza) a primeras horas de la tarde el 13 de Agosto.



Foto 2.- Pileus, el sombreo del congestus. Imagen tomada en Barcelona el 28 de Junio.



Foto 3.- De calvus a capillatus. Imagen tomada en Villarroya de la Sierra (Zaragoza) en la tarde del 7 de Agosto.



Foto 4.- Cumulonimbus, el rey. Imagen tomada en Villarroya de la Sierra (Zaragoza) en la tarde del 7 de Agosto.



Foto 5.- Los mammatus, al inicio y a la cola. Imagen tomada en Barcelona la tarde del 25 de Junio.



Foto 6.- Incus, el yunque. Imagen tomada a últimas horas de la tarde del 18 de Agosto en Barcelona.



Foto 7.- Las cortinas de precipitación. Imagen tomada en Barcelona la tarde del 21 de Abril.



Foto 8.- Lluvia de rayos. Imagen tomada en la noche del 14 de Septiembre en la ciudad de Barcelona.



Foto 9.- Rayo horizontal. Imagen tomada la noche del 20 de Septiembre en Barcelona ciudad.



Foto 10.- Los colores finales. Imagen tomada a la puesta del sol el 22 de Octubre en la ciudad de Barcelona.